A las 7 de la mañana comienza la jornada para los trabajadores de las áreas más sensibles del Municipio y termina muy tarde en la noche.


A través del área de Emergencia Social, la Municipalidad de Río Gallegos asiste con agua a familias, establecimientos de salud y organizaciones. La tarea se realiza durante todo el día. También se cuenta con el apoyo del Ejército Argentino que colabora con la entrega de carbón.

A las 7 de la mañana comienza la jornada para los trabajadores de las áreas más sensibles del Municipio y termina muy tarde en la noche, a veces a la madrugada.

Tal es el caso de Emergencia Social, que tiene a su cargo el abastecimiento de agua y carbón a familias riogalleguenses y que también, a raíz de los inconvenientes en la distribución de Servicios Públicos, llevó agua potable a establecimientos de salud y comedores.

Con personal reducido por la situación de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, desde ésta dependencia municipal, que es parte de la Secretaría de Desarrollo Comunitario, se trabaja arduamente para cubrir toda la demanda de vecinos y vecinas de la ciudad, destacándose que en los últimos días se abasteció de agua potable no sólo a familias sino también al Hospital Regional, al Hospital Militar, a Medisur, a asilos y hogares y también a comedores que funcionan en algunos barrios.

La titular de Desarrollo Comunitario, Alejandra Vázquez, destaca que se busca llegar a la mayor cantidad de familias y asistir en todo lo que se pueda al sistema de salud, aún más en estas épocas de pandemia, y agradece la predisposición de los trabajadores municipales, que no conocen de horarios.

Por otra parte, desde el área resaltan especialmente el gesto de la familia Martínez de la chacra Facón Grande, que ofreció desinteresadamente agua de su campo, de excelente calidad, teniendo en cuenta que Servicios Públicos no podía cubrir la demanda por encontrarse el suministro cortado.

Asimismo, se enfatiza en la inestimable asistencia del Ejército Argentino, que continúa colaborando con el Municipio con personal y vehículos Unimog para el reparto de carbón, lo cual agiliza muchísimo la tarea y permite llegar a más familias en menor tiempo. Al respecto, la secretaria de Desarrollo Comunitario, Alejandra Vázquez, destacó la predisposición de las autoridades militares, que “siempre nos atienden el teléfono y que muestran un gran compromiso con los vecinos y vecinas de Río Gallegos”.




Comentarios