Se trata del ex preceptor de un colegio de Puerto Santa Cruz.


Se trata de una de las causas que afronta un hombre de apellido Huenchur, ex preceptor de un colegio de Puerto Santa Cruz que hace años se encuentra detenido en Río Gallegos. Sobre él también pesa otra causa que iba a ser debatida esta semana en la ciudad capital. La decisión generó malestar en la comunidad de la ciudad portuaria.

Para esta semana, se esperaba que se realizaran dos debates orales en la ciudad de Puerto Santa Cruz que tienen como imputados a dos hombres que, años atrás, habrían cometido aberrantes delitos sexuales que tienen como víctimas a nenas menores de 10 años.

Más de una semana atrás, había comenzado la logística para que una comisión de la Cámara Oral de Río Gallegos viajara a Puerto Santa Cruz y realizara dos juicios: uno tenía como único acusado a un hombre de apellido Huenchur y el restante tenía al mismo Huenchur, junto a otro sujeto de apellido Teixera, por abusos que habrían cometido años atrás en la ciudad portuaria.

Una serie de inconvenientes tuvo el personal del Poder Judicial respecto a la realización de los debates. El primero de ellos debido a la unidad que los trasladaría a Santa Cruz: la tráfic que comúnmente utilizan para hacer los viajes al interior no se encontraba disponible. No obstante, se resolvió que todos viajarían en autos particulares.

Otra de las cuestiones que habían surgido eran que supuestamente no había dinero para el traslado de uno de los acusados desde Río Gallegos a Puerto Santa Cruz. Esto fue desmentido desde la Subsecretaría de Planificación y Gestión de Seguridad a LOA.

Desde la entidad aseguraron que a fines de octubre se habían comunicado con la Cámara y se habían garantizado los fondos para la realización de los debates de este mes.

Como si no fueran suficientes problemas, hace unos días, por cuestiones de seguridad, se resolvió que los debates finalmente se realizaran en nuestra ciudad capital, en las instalaciones de la Cámara Oral, ya que Puerto Santa Cruz no contaría con las fuerzas de seguridad necesarias como para poder resguardar la integridad, tanto de los imputados como del personal de la Cámara, o en las instalaciones del Centro Cultural, dependencia que había sido elegida para realizar los juicios en la ciudad portuaria.

Lo cierto es que, finalmente, durante la jornada del viernes, Huenchur presentó un escrito en el que dejaba de lado su defensa y solicitó ser representado por un abogado oficial.

La noticia desconcertó a la Cámara en horas de la mañana del lunes y, por subrogancia, la defensa de Huenchur quedó en manos de la abogada María José Guerrero, de la Defensoría Oficial.

La letrada, con un expediente nuevo y sin haberlo leído, debió hacerse cargo de una causa que desconocía y afrontar un debate que se realizaría en menos de 24 horas. Afortunadamente, esto ya está contemplado y, con el fin de hacer cumplir los derechos y garantías de los acusados, ella tenía la potestad de solicitar una suspensión, prórroga y reprogramación del debate que deberá afrontar su flamante pupilo.

Este medio pudo conocer que, a última hora del lunes, Guerrero se comunicó con la Cámara Oral e hizo oficial su pedido, que ahora deberá ser nuevamente reubicado para la próxima semana.

(fuente opinión austral)




Comentarios