Festividad de origen celta-americana se comenzó a celebrar desde tempranas horas de la tarde. Hubo mucha originalidad en los disfraces.


Como ya es tradicional cada 31 de octubre, los niños de la ciudad salieron a celebrar ayer la Fiesta de Halloween o “Noche de Brujas” en compañía de amigos, hermanos y padres .

Desde tempranas horas de la tarde, se comenzaron a ver por las principales arterias de la ciudad, niños con diferentes tipos de disfraces, como brujas, vampiros, fantasmas, etc y algunos personajes del cine del terror como “Jason”, “Maléfica” y Freddy Krueger.

Durante la noche se pudo constatar una gran cantidad de chicos, que provistos de sus disfraces, pasaban por los domicilios de algunos barrios pidiendo caramelos y golosinas.

Cabe señalar, que la celebración de esta fiesta ha signifcado todo un comercio, y que las ventas de los artículos que se utilizan para festejarla a crecido exponencialmente durante los últimos años.




Comentarios