Esto viene a suplir una antigua necesidad de la localidad desde sus inicios.Estará disponible para vecinos y particulares que pudiesen fallecer en el lugar.


Después de  muchos años desde su fundación, en el año 1985, por fin la localidad de El Chaltén tendrá su propio cementerio.

Tras una reunión del Consejo Deliberante del lugar, se aprobó una donación de tierras realizada por el empresario y vecino Diego Miguens. Estas se encuentran localizadas en el margen opuesto del Río de las Vueltas.

El lugar servirá para sepultura tanto de vecinos, como escaladores de cualquier parte del mundo que pudiesen fallecer en la localidad. Entre las condiciones que puso Miguens para la donación, se cuentan la no utilización de lápidas de granito, nichos y mausoléos.

Cabe recordar ,que la falta de cementerio era una de las principales necesidades de la localidad cordillerana. Muchos de los vecinos fallecidos, debieron ser sepultados en otros lugares como Calafate, Río Gallegos, Piedrabuena y Buenos Aires .

Sin ir más lejos, el último intedente que tubo el lugar, Rául Andrade, fallecido en octubre del año pasado, tubo que ser sepultado en Río Gallegos, al no contar El Chaltén con un campo santo para que sus restos pudiesen descansar.





Comentarios