Son doce toneladas que partieron en un contenedor desde Río Gallegos.


El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) certificó la primera exportación comercial de doce toneladas de cordero congelado con hueso con destino a Japón, desde la localidad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz.

El envío de la mercadería partió en un contenedor desde la ciudad de Río Gallegos hacia puerto de Punta Arenas de la República de Chile, desde donde se embarcará a Japón, consolidando la apertura del tránsito por Chile por el Océano Pacífico, a ese país y a otros países asiáticos.

Personal del Centro Regional Patagonia controló toda la cadena de producción de carne ovina; partiendo desde el abastecimiento de la materia prima, el proceso de la faena y el almacenamiento, hasta la certificación de la exportación de la mercadería elaborada desde el Establecimiento Oficial Frigorífico Faimali S.A.

El coordinador de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Centro Regional Patagonia, Eduardo Clapera, afirmó que “se abre una oportunidad de un nuevo mercado de exportación para la industria frigorífica de la zona de un producto exclusivo de la región con identidad patagónica”.





Comentarios