Una patrulla de la Policía observó movimientos raros en un campo de la zona y tras montar vigilancia durante varias horas, se detectaron a los ladrones que quisieron coimear a los efectivos.


En la noche del miércoles, cerca de las 21.30, personal de la patrulla rural de la comisaría y de la localidad de Buchardo evitó un cuantioso robo de granos en un establecimiento agropecuario situado a unos 12 kilómetros (oeste) de esa localidad.

En un predio rural sobre la vera de ruta provincial 26 se observa en primera instancia luces que se encendían y apagaban.

Esto llamó la atención de los uniformados y motivó un operativo de vigilancia que se extendió durante dos horas, logrando divisar movimientos extraños de un vehículo, un camión y maquinarias en el establecimiento “San Carlos”, indicaron fuentes policiales.

“Posteriormente, cuando el rodado menor y el camión egresan del establecimiento antes mencionado hacia un camino vecinal, personal policial procede a controlar estos vehículos”, señalaron desde la Policía.

La pick up era conducida por un hombre de 53 años domiciliado en Alcorta (Santa Fe), quien al ser entrevistado por los uniformados se vio sorprendido por el control contradiciéndose en sus dichos en reiteradas oportunidades, nervioso, aduciendo que era contratista y que había cargado el camión el cual no poseía la documentación correspondiente para el traslado del cereal.

Los policías controlaron un camión marca Dimex con chasis y acoplado, modelo 250, al mando de un hombra de 46 años, con domicilio en Pergamino (Santa Fe) acompañado otro masculino (49), de Rojas (Buenos Aires).

También identificaron a los operarios de la maquinaria tratándose de un masculino (33), con domicilio en la localidad de Alcorta, Santa Fe (tractorista) y otro (40), de la misma localidad que el anterior (maquinista).

En Buchardo, la Policía logró frustrar un robo de granos valuado en 700 mil pesos.

Inmediatamente la Policía descubrió que horas antes, cuatro transportes de cargas salieron del campo con carta de porte reglamentaria, contratados por la firma damnificada, con destino a la localidad de Uranga, provincia de Santa Fe.

En ese marco, este último rodado controlado es sorprendido en flagrancia sustrayendo 44.600 kg. de maíz especial de alto valor comercial, en tanto que otros 20.000 kg. yacían en la tolva a la espera de transporte, frustrándose el ilícito.

Según informaron desde la Departamental General Roca, el valor comercial del cereal recuperado asciende a 700 mil pesos.

Los sujetos fueron detenidos, acusados por el delito de hurto calificado y puestos a disposición de la fiscalía de instrucción de Huinca Renancó.

“Es importante destacar que el personal uniformado intentó ser coimeado por los acusados a fin de evitar su captura, actuando con total profesionalismo”, señalaron desde la Policía.

Finalmente se procedió al secuestro de una tolva marca Ombu, una cosechadora marca John Deere, una plataforma marca Mainero, una tractor marca John Deere, una casilla y una cisterna de 3000 litros, elementos utilizados para la comisión del hecho.






Comentarios