Pese a la queja de los turistas, el municipio insistió con la medida. El monto de la infracción es "bastante saladito".


Una insólita medida tomada por el municipio de Alpa Corral ha generado debate y polémica en el sur de la provincia.

Es que es municipio sancionó una ordenanza que multa a los dueños de los perros que ingresen al río de esa localidad.

Ante la inquietud y quejas de distintos turistas, especialmente los que llegan desde Río Cuarto y se vieron sorprendidos por la sanción, el Municipio insistió con la medida.

La intendenta de Alpa Coral, María Nélida Ortiz, dijo que está en plena vigencia la ordenanza de multar inicialmente con 900 pesos a las personas que permiten a sus mascotas meterse al agua.

Aseguró que lamentablemente es un problema recurrente de los dueños que abandonan o descuidan sus perros en el río donde hay muchas personas.

“Que vayan al río con su mascota. Si lo tienen atado en su silla no molesta para nada”, sostuvo la Intendenta.






Comentarios