El que debía controlarlo, le terminó sacando el dinero al trabajador, en una absurda maniobra que fue advertida por dos pasajeros de otro colectivo en la Terminal de Río Cuarto.


Era un lunes feriado más en la Terminal de Río Cuarto, cuando de repente, el chofer de una de las unidades que partió desde allí (y que pertenece a la empresa Buses Lep) comenzó a desesperarse a poco de poner el marcha el colectivo porque no encontraba un sobre de su propiedad y que contenía una importante suma de dinero. 

Volvió al lugar desde donde había partido y se dio con la ingrata noticia: dos pasajeros que estaban allí le dijeron que una persona había metido mano en la ventanilla de su unidad cuando estaba abierta y sacado un sobre, el mismo que le estaba faltando y que tenía $ 16.450.

Pero, el asombro y la indignación no terminaron allí: el autor del robo era nada menos que un empleado del Ersep, oriundo de Villa María, y que tendría el cargo de inspector, de acuerdo con lo informado por Puntal.com.

En el procedimiento, el sospechado fue acompañado hasta el baño de la terminal en donde se le realizaría una requisa, pero él mismo se negó al palpado y entregó por voluntad propia el sobre blanco siniestrado minutos antes.

En la causa interviene la Unidad Judicial Nº 1.






Comentarios