Durante esta época del año muchos de esos espacios se mantienen abiertos y suman ese servicio. Se busca evitar accidentes que puedan resultar fatales.


Durante la época estival, son muchas las guarderías y jardines maternales que se mantienen abiertos porque existe una demanda de padres que siguen trabajando y necesitan dejar a los hijos por unas horas al cuidado de alguien.

En ese marco, muchos de esos espacios buscan aggionarse a la temporada ofreciendo servicio de pileta o juegos en esos lugares. En muchas ocasiones se han detectado que alguno de ellos no están habilitados para hacerlo o no cuentan con la seguridad necesaria.

En ese marco, la subsecretaria de Educación de Río Cuarto, Mercedes Novaira, dijo que la Municipalidad realizará controles sobre las piletas en los jardines maternales privados.

Insistió con que el trabajo es netamente preventivo para evitar contratiempos que pueden llegar a ser graves.

Novaira comentó que no sólo se controla si tienen pileta sino también que cuenten con libreta sanitaria, servicio de emergencia y que no haya elementos que pongan en riesgo la vida de los niños, según señala LV16 Radio Río Cuarto.




Comentarios