La Justicia de Río Cuarto le dio cuatro años de prisión. El sujeto contactó a la mujer por un falso perfil en Facebook. A partir de allí, la vida de ella fue una pesadilla.


La Justicia de Río Cuarto condenó a un vecino de esta ciudad, Roberto Toledo (46 años) a cuatro años de prisión, luego de que se comprobara la pesadilla que le hizo pasar a una joven durante varios años haciéndose pasar por un “vidente”.

Toledo estuvo prófugo pero finalmente fue capturado y llevado a juicio, donde reconoció que indujo a la mujer a prostituirse en la zona del parque Sarmiento y en el Andino.

La víctima recién terminaba el secundario cuando fue captada por Toledo a través de un perfil falso en Facebook. Ella denunció que mediante engaños le hizo creer que era un adivino y la abusó sexualmente además de obligarla a prostituirse. 

La manipulación de la víctima habría quedado en evidencia a través de los mensajes de texto que Toledo le enviaba, en los cuales le daba órdenes claras y precisas respecto de la manera en que debía ejercer la prostitución, señala Puntal.com

Toledo también habría hecho imprimir tarjetas con el teléfono de la damnificada para que ella se las entregara a sus clientes.

Los cuatro años de pena que su defensora acordó con el fiscal de Cámara Julio Rivero representan el mínimo de la escala penal del delito por el que Toledo llegó acusado.

Cómo fue el abuso. De acuerdo a lo denunciado ​por la joven, Toledo (que confesó que su real profesión es la albañilería) le dijo que si mantenía relaciones sexuales con él, “iba a superar el bloqueo que estaba viviendo”.

Producto de esto, ella quedó embarazada y dio a luz una beba.

Por una prueba de ADN, se comprobó que la niña era suya.




Comentarios