Ocurrió en un barrio de Río Cuarto. Los animales que fueron rescatados vivos estaban llenos de garrapatas y deshidratados.


Efectivos de la subcomisaría del barrio Bimaco, en Río Cuarto, en conjunto a voluntarios pertenecientes a protectoras de animales y a un equipo de médicos veterinarios, llevaron adelante un allanamiento en una vivienda de ese sector de la ciudad advertidos por posible maltrato animal.

Con previa autorización del Ministerio Público Fiscal, se procedió al secuestro de dos perros raza pitbull, en avanzado estado de desnutrición y deshidratación, como así también otro de raza caniche toy que ya se encontraba sin vida.

Los animales fueron asistidos en el lugar y posteriormente trasladados para una mejor atención a cargo del equipo de profesionales.

En la vivienda no había moradores por lo que se le dio participación a un vecino del sector, para presenciar el procedimiento.




Comentarios