Luego de un mes y medio de conflicto cuando su padre se las llevó a Buenos Aires, la Justicia decidió que retornen al hogar materno.


Finalmente, la familia Wheeler tuvo buenas noticias respecto de las gestiones que vienen llevando adelante desde hace 45 días por la tenencia de las nenas Jazmín y Ariana.

El proceso se discutirá en los Tribunales de Río Cuarto y las nenas estarían llegando el próximo lunes a la ciudad.

La jueza de Familia de Morón María Laura Lucchini reconoció la competencia de su par local Fernanda Bentancour, por entender que el centro de vida de las menores es con su madre.

Luego de llevárselas por las vacaciones de invierno, el padre las tenía retenidas y había cortado todo tipo de contacto.

Fue un mes y medio de angustia y padecimiento, en medio de una disputa por la tenencia de Jazmín y Ariana.

“La Justicia de Morón reconoció la competencia de la jueza local Fernanda Bentancour. No había por otro lado ningún motivo para seguir reteniendo a las nenas”, indicó por su parte Adela Tissera, abogada de la familia a Puntal.com.ar

Además, puntualizó que la jueza Lucchini de Morón desestimó las denuncias por violencia que había efectuado Fernando de la Cruz, el padre, contra la madre y la abuela de las niñas.

La tenencia de Jazmín y Ariana se discutirá en Río Cuarto tras un mes y medio de conflicto en Buenos Aires.

Por otra parte, descartó que los Wheeler tengan algún interés en buscar sanciones contra el padre de las niñas, Fernando de la Cruz, después de haber retenido en forma indebida a las menores e impedir el contacto con la madre y los abuelos.

“Nadie quiere ningún tipo de revancha contra nadie, porque en definitiva todo va a terminar afectando a las chicas”, dijo la letrada de la familia Wheeler.

Vale recordar que la tenencia de las niñas produjo un conflicto de proporciones originado cuando el padre se las llevó y las mantuvo retenidas por 45 días.

Como ejemplo del nivel de violencia, vale recordar que, días atrás, la madre y la abuela de las nenas fueron virtualmente detenidas merced a la influencia del padre -policía de la Metropolitana- cuando fueron a visitar a Jazmín y Ariana al colegio donde asisten, en Buenos Aires.




Comentarios