El caso pasó a ser investigada como "homicidio agravado por el uso de arma de fuego".


Un hombre falleció en la noche de este domingo ultimado de dos balazos en la cabeza. Hasta el momento hay un solo detenido y la Policía continúa investigando el hecho.

Todo ocurrió en una vivienda ubicada en calle Catamarca al 1000, de barrio Obrero. La víctima fue identificado como Guillermo Oviedo, de 53 años, quien fue hallado sin vida por su hermana, una mujer de 38 años.

“A través del llamado telefónico de una mujer de 38 años, se tomó conocimiento que el hermano de la misma, un hombre de 53 años, se encontraba sin vida en el interior de la vivienda. A partir de allí se activó el protocolo correspondiente, tomando participación la Fiscalía de Turno y el Gabinete de Policía Científica”, informó Puntal.

Hasta el momento hay un solo detenido por el hecho. Se trata de un hombre de 59 años. Aunque aun no lograron dar con el arma que se utilizó.

Los primeros informes de la autopsia indican que Oviedo falleció como consecuencia de los dos disparos en la cabeza. Por esto, la carátula, que originalmente estaba configurada como “muerte de etiología dudosa”, cambió para investigarse como un caso de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.





Comentarios