Estaba previsto que visitara la empresa Jumalá, pero no fue.


La visita de Mauricio Macri a Rio Cuarto tuvo una sorpresa cuando pasó sin avisar por un centro de jubilados ubicado en el barrio Alberdi. Es que en realidad esperaban a su comitiva en la empresa Jumalá.

La visita fue fugaz ya que estuvo 15 minutos junto a su esposa Juliana Awada. Previamente había llegado la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley.

“Estábamos en un curso para manejar lo del Pami y Anses por Internet. Primero llegó la ministra Stanley y después vino Macri. Nos quedamos helados. Encima se sentó al lado mío. Me ayudó a gestionar un turno para un crédito de Anses. Yo le dije: Sabemos lo que está luchando para el país porque creo que tenemos que estar todos al lado de él”, declaró una de las jubiladas.

“Sólo hablamos del centro, yo le conté de los talleres y servicios que damos y sobre lo que necesitaríamos, computadoras pedimos, varias cosas”, contó Elba Zenobia Eulalia Gómez, presidente de la ONG.

Desde Presidencia se indicó que la visita a la empresa Jumalá se suspendió a último momento.





Comentarios