El viernes pasado, la Municipalidad dispuso la medida administrativa. La Justicia avanza en una investigación paralela.


Río Cuarto se encuentra conmocionado por el caso de una guardería que fue clausurada el viernes pasado por la Municipalidad y es investigada por la Justicia por presuntos casos de maltrato infantil.

El fiscal Daniel Miralles, a cargo de esta causa en Tribunales, señaló que espera profundizar los datos respecto del jardín maternal de Banda Norte a partir de testimonios e informes que solicitará este lunes, una vez que la causa sea remitida a su oficina desde la Unidad Judicial N° 3.

Miralles precisó en Buen Día Río Cuarto que al caso se le dio trámite desde el pasado 30 de mayo luego de la receptarse testimonios de personal del jardín que fue clausurado en Muñiz 1850 y de la madre de uno de los niños que asistían al lugar.

Sin embargo, mencionó que hasta el momento no lograron determinar alguna lesión concreta.

En ese sentido, el fiscal de Cuarto Turno indicó que en el transcurso de la semana citarán a otras madres para intentar avanzar en la pesquisa.

Recordó que hasta el momento no hay ninguna persona imputada.

Por otro lado, precisó que solicitarán informes respecto a la medida adminitrativa que dispuso el Municipio el viernes último. 

Cabe recordar que desde la semana pasada, una vez radicada la denuncia en sede judicial, se le dio participación a la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) y esta oficina notificó a la Subsecretaría de Género, Niñez, Adolescencia y Familia municipal, la que en conjunto con la Subsecretaría de Educación y Culto comenzaron a analizar el grave caso y con la Subsecretaría Legal y Técnica ordenaron la clausura de la institución educativa, con el fin de preservar a los niños, tal como publicó Puntal.






Comentarios