El fuego comenzó el sábado y en las últimas horas, el fuerte viento reactivo el foco. Participan del operativo dos aviones hidrantes y un helicóptero.


Por las intensas ráfagas de viento, superiores a los 70 kilómetros por hora, se reavivó el incendio desatado el sábado pasado en Alpa Corral.

En el lugar trabajan más de 60 bomberos, dos aviones hidrantes y un helicóptero. Según precisó Guillermo Rafti, jefe de la delegación Río Cuarto, a Telediario Digital, las llamas se encuentran lejos de la población.

Las fuertes ráfagas de viento complican las tareas para apagar el fuego. La zona está ubicada al oeste de San Bartolomé y los bomberos deben caminar unas tres horas, motivo por el que se utiliza el helicóptero para transportarlos hasta la línea de fuego.






Comentarios