Debido al clima, la provincia solo ha podido recolectar 30 mil hectáreas de 465.000 mil. Estiman pérdidas en la calidad del producto.


Las abundantes lluvias de los últimos días en Chaco paralizaron la cosecha de soja en el territorio provincial, y dejaron al cultivo en una “vulnerabilidad extrema”, indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Tras recolectarse sólo 30.000 hectáreas, las lluvias de carácter “inédito” que depositaron entre 900 y 1.100 milímetros de agua acumulada en más de tres meses, dejaron a la cosecha de soja “envuelta en una vulnerabilidad extrema”. Según la entidad, todavía falta recolectar 465.000 hectáreas sembradas con la oleaginosa, de las cuales “ya se prevén pérdidas de calidad” en la soja de primera que se encontraba lista para ser cosechada.

A pesar de que “es muy difícil tener una idea del impacto productivo”, desde la entidad consideraron que “el grado de afección dependerá de por cuánto tiempo se extienda el mal tiempo”. Además, señalaron que con los caminos afectados por las inundaciones “es muy difícil saber cuándo va a poder volver a reanudarse la cosecha”.





Comentarios