Además cerró el discurso adelantando su candidatura para reelección.


El gobernador, Domingo Peppo inauguró hoy el 51° período de sesiones ordinarias de la Legislatura chaqueña afirmando que “los ciudadanos esperan que el Estado permita las mejores condiciones para progresar y trabajar”.

Ante la presencia de autoridades y funcionarios de los poderes públicos de la provincia, intendentes, entidades empresariales, sindicales y comunitarias Peppo dio su cuarto mensaje como gobernador en el último año del mandato iniciado en diciembre de 2015.

“En estos tres años se realizaron gestiones a nivel nacional e internacional para conseguir recursos para financiar la producción, el empleo y obras públicas en un contexto nacional e internacional difícil y en el que debimos superar el año 2018, que fue muy difícil”, añadió.

También señaló que “por cambios de la política nacional pusimos en marcha el programa Chaco Subsidia, con aportes del Estado provincial y los municipios, para que los sectores más vulnerables puedan afrontar el pago de la tarifa de energía eléctrica y el boleto del transporte urbano e interurbano de pasajeros”.

El arranque de este año “fue muy complicada por la emergencia hídrica”, ya que la provincia tuvo pérdidas de 11.000 millones de pesos en el mes de enero. “La situación económica nacional en recesión y una muy alta inflación monetaria”, afirmó. También admitió que algunas de las gestiones encaradas por el Estado provincial “fueron demoradas debido a los vaivenes de la economía nacional e internacional, pero muchas otras acciones pudieron concretarse”.

“Por esos constantemente estoy tocando mil puertas en el gobierno nacional y en otros países“, aseguró. Consideró que su gobierno pudo construir “una relación positiva con el gobierno nacional a pesar de las diferencias partidarias”.

En la última parte de su discurso Peppo anticipó su decisión de ir por la reelección al afirmar que “si Dios quiere el año que viene, en esta fecha, estaremos acá otra vez”.






Comentarios