Movilizaron 56 camiones, 34 bateas, tres grúas y distintas cuadrillas de operarios para atender los destrosos del temporal.


El intendente de Resistencia, Jorge Capitanich encabezó el domingo pasado, a última hora, una reunión del Comité de Emergencia del Municipio de Resistencia ante la vigencia de un nuevo alerta climático emitido 24 horas después del tornado con vientos de 120 kilómetros que afectó a la ciudad.

“Estamos en emergencia por lo que se han extremado las acciones preventivas, de manera de minimizar todo lo que sea posible el impacto de una eventual contingencia”, explicó el jefe comunal. Además detalló que se decidió segmentar a la ciudad en un total de seis zonas operativas, cada una de las cuales tendrá un jefe responsable de las acciones y la coordinación de tareas.

“Se intensifican desde este momento las intervenciones de carácter preventivo, las cuadrillas y operarios trabajarán durante toda la madrugada y proseguirán durante toda la jornada”, expresó. Se estableció un protocolo de acción y coordinación con distintas dependencias del gobierno provincial y, en particular, con la empresa Secheep.

Capitanich destacó que “estamos ante una emergencia, una catástrofe hídrica que nos ha afectado y para la cual estamos preparados, pero al mismo tiempo, alertamos a población para que tome los recaudos necesarios”. Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para este lunes se esperan lluvias estimadas en 100 milímetros. En este sentido, el municipio coordina el stock de recursos ante un eventual operativo de asistencia a familias afectadas.

La Municipalidad de Resistencia movilizó 56 camiones, 34 bateas, tres grúas y distintas cuadrillas de operarios. También detalló que se registró la caída de al menos 150 árboles y con los 30 milímetros de lluvia caídos en las últimas 24 horas, en lo que va de febrero la ciudad alcanzó los 70 milímetros. Según publicó Chaco Día por Día.






Comentarios