Los médicos forenses no pudieron confirmarlo debido al estado de descomposición del cuerpo.


Los médicos que realizaron la autopsia a Angelina Cáceres, la niña de 13 años asesinada en un descampado de la zona sur de Resistencia, dictaminaron que es imposible determinar si estaba o no embarazada por el avanzado estado de descomposición del cuerpo. Por otra parte, el procurador, Jorge Canteros sostuvo que hay elementos suficientes como para considerar que la causa está “prácticamente resuelta”, con Jorge Peralta como único imputado.

Jorge Peralta de 21 años y oriundo de Laguna Limpia es el principal sospechoso por el femicidio de Angelina. De acuerdo a las conversaciones por redes sociales que encontró la Policía, Peralta pactó una reunión con la menor en una plaza del barrio Güiraldes. En los mensajes, Angelina le habría confesado a Peralta que estaba embarazada y que él era el padre. Sospechan que ese fue el móvil del crimen.

Jorge Peralta de 21 años principal sospechoso de la desaparición y femicidio de Angelina Cáceres.

Sin embargo, los médicos forenses no pudieron determinar si la chica estaba realmente embarazada. “Lo único que hay para tener certeza respecto de eso son los intercambios de mails”, afirmó Canteros. “Los médicos del Instituto Médico Forense me manifestaron que no hay posibilidad de que a través de la autopsia se pueda establecer con certeza que esté embarazada debido al avanzado estado de descomposición del cuerpo”, explicó.

“Teniendo en cuenta que el mismo día en que desaparece Angelina, los médicos dan como fecha presunta de su muerte”, agregó. En relación al estado de la causa, el procurador consideró que teniendo en cuenta las pruebas que hay en el expediente estaría “casi resuelta”.

“Si bien es una causa muy triste y compleja, para los investigadores es una causa que está prácticamente resuelta. Se está esperando el informe final de la autopsia donde finalmente se podrá establecer si la muerte se produjo por ahorcamiento“, destacó. Según publicó Chaco Día por Día.






Comentarios