Desde Comandancia Frías, la localidad más cercana, asisten a los pobladores con botes para que puedan trasladarse.


El intendente de Fuerte Esperanza, Walter Correa afirmó que la invasión de las aguas en los parajes y caminos rurales de la región, “es una preocupación extrema” en su localidad y otras poblaciones. La crecida de los ríos Teuco y Bermejito comienzan a generar numerosos inconvenientes en las poblaciones aledañas a Comandancia Frías y El Sauzalito.

En ese sentido, el intendente Correa contó que las aguas todavía no cortaron el camino a Comandancia Frías, pero sí avanzó sobre las sendas vecinales anegando los parajes en los alrededores donde comprometen la subsistencia de una 25 familias que ya están aisladas.

“Antes de ayer recorrimos junto a mi equipo de trabajo la zona afectada, vimos la gravedad de la situación y lógicamente encontramos los puntos más críticos”, expresó el jefe comunal. Además explicó que “los inconvenientes más graves se dan a unos 30 kilómetros de Comandancia Frías, casi en el límite con Salta”.

Correa dijo que asistieron a los pobladores afectados con botes para que pudiesen salir y “trasladarlos a nuestra localidad”, cerró. Según publicó Chaco Día por Día






Comentarios