El padre de la menor se quejó de la inacción policial y las pruebas falsas que aportaron oportunistas por la recompensa.


A casi un mes de la desaparición de la niña de 13 años Angelina Cáceres, en la mañana de este lunes realizaron una marcha encabezada por la familia y docentes del colegio donde asiste la menor. El único imputado no colabora con la Justicia y crece la preocupación ante la falta de pistas para hallarla.

Daniel Cáceres, padre de la víctima junto a la hermana de Angelina estuvieron al frente de la marcha para exigir su aparición. La chica fue vista por última vez el 23 de diciembre en una iglesia evangélica de la zona sur. Daniel recordó las trabas que encontró en la comisaría Quinta del barrio Güiraldes donde acudió a radicar la denuncia. 

Familiares y allegados de Angelina marcharon reclamando su aparición. (Foto: Norte).

Tardaron entre ocho y diez días, para moverse, me dijeron ‘seguro se fue con un noviecito’, en vez de salir a buscarla y revisar los autos en los ingresos de Resistencia”, expresó. Por otra parte, también se quejó “por las pistas falsas” que aportaron oportunistas en busca de la recompensa que ofreció el Gobierno provincial.

La fiscal de investigaciones Nº9, Daniela Meiriño había ordenado la detención de un joven de 21 años acusado de “grooming y abuso sexual agravado por aprovechamiento de la inmadurez sexual de la víctima, todo en concurso real, y corrupción de menores en concurso ideal”.

Angelina Cáceres, la menor de 13 años desaparecida desde el 23 de diciembre de 2018.

En base a las pericias a cargo de Delitos Informáticos, el acusado mantenía contacto periódico con Angelina por redes sociales. El día de la desaparición la invitó a encontrarse en una plaza cercana al barrio de la adolescente. Según publicó Diario Norte.






Comentarios