La policía encontró al joven dentro del vehículo parado en medio de la calle y con la puerta del conductor abierta.


Una mujer dejó estacionada una camioneta con la llave puesta frente a la panadería donde trabaja ubicada en el centro de Sáenz Peña durante diez minutos y se la robaron. La Policía recuperó el vehículo y demoró a un menor de 16 años.

La dueña del Peugeot Partner realizó la denuncia alrededor de las 7:00 horas de la mañana y explicó que estacionó el vehículo en la calle 10 entre 17 y 19 frente a su panadería con la llave en el arranque y que al salir después de los 10 minutos notó que se la habían robado. A las pocas horas la policía fue alertada por un vecino que identificó la camioneta y se encontraba estacionada sobre la calle 23, entre 12 y 14, del barrio Obrero.

Cuando llegaron al lugar, los efectivos encontraron el utilitario con la puerta abierta y dentro un joven de 16 años “muy agresivo y en estado de ebriedad”. Posteriormente la policía secuestró la camioneta, y una cámara fotográfica marca Kodak en poder del menor. Según publicó Diario Chaco.






Comentarios