El menor fue hospitalizado y se encuentra fuera de peligro.


Entre los distintos destrozos y complicaciones que dejó la tormenta de este martes en Resistencia, un niño de 13 años debió ser hospitalizado tras ser alcanzado por un rayo.

El menor ingresó alrededor de las 19.30 a la guardia del hospital Perrando, luego de haber sufrido lesiones por la descarga eléctrica ocasionada por la caída de un rayo en su domicilio, ubicado en calle Carrasco al 3700.

El chico fue trasladado por personal de la comisaría Séptima y llegó al nosocomio acompañado por su madre. Ahí le diagnosticaron “traumatismos varios por electrocución sin quemaduras”.

El director del centro de salud, Hugo Ramos, confirmó este miércoles a Diario Chaco que el niño se encuentra “compensado, fuera de peligro”, y que permanece en observación.






Comentarios