Al menos 30 empleados serán despedidos. Desde el gremio apuntaron las razones de la crisis en el sector a la fuerte caída del consumo interno.


La empresa textil Alpargatas continúa cerrando fábricas en el interior del país. En esta oportunidad le tocó a la planta que poseía en la ciudad chaqueña de Sáenz Peña: la compañía brasileña despidió a 30 trabajadores y puso a la venta sus instalaciones.

Esta planta de Sáenz Peña es la única que tiene la empresa Alpargatas en el Chaco. Hace 65 años que Alpargatas le compró la fábrica a Fibramalva. Ya nos avisaron que a fin de año cierran todo, venden y se van del Chaco“, sostuvo Dante Quintana, dirigente del Sindicato de Trabajadores Aceiteros y Desmotadores de Algodón (Stadyca) del Chaco.

En total son 30 los empleados que ya recibieron los telegramas de despido. A principios de año la planta había llegado a tener 74 trabajadores, pero luego comenzaron las cesantías. Según indicó el gremialista, el cierre de la fábrica supone “un golpe socioeconómico muy fuerte para Sáenz Peña”.

La crisis de Alpargatas se explica desde la fuerte caída de la actividad. “Este año se desmotaron 3.700 toneladas de algodón, cuando en 2017 habían sido 20.000 y en años anteriores más de 40.000 toneladas por año”, explicó Quintana, en declaraciones publicadas por Radio Dos, relacionando la situación con “la impresionante caída en el consumo interno de ropas, hilados y telas”.

“No es que no haya algodón, hubo mucho y va a haber en mayor cantidad para la campaña próxima. Pero la empresa desmota únicamente lo que les hace falta para sus hilanderías y como las ventas han caído estrepitosamente llegamos a este lamentable final“, completó.






Comentarios