Ocurrió en un paraje rural del interior chaqueño. El menor se habría alejado de la mirada de los mayores.


La comunidad de El Tacuruzal, un paraje rural ubicado en el interior del Chaco, se encuentra conmocionada por la trágica muerte de un niño de un año y tres meses, quien fue hallado sin vida en una represa.

El hecho ocurrió este sábado, cuando la madre del pequeño acudió al destacamento policial de El Gualtieri para denunciar su desaparición. Según la mujer, el menor se habría alejado de la vista de los mayores, quienes al percatarse de su ausencia comenzaron una intensa búsqueda.

Cuando los agentes llegaron a la vivienda de la mencionada colonia, se enteraron del fatal desenlace: un tío acababa de encontrar al chiquito sumergido en una represa, a 15 metros de la morada familiar.

Los policías le practicaron reanimación pulmonar mientras lo trasladaban al hospital de Las Garcitas, pero lamentablemente el menor falleció. El informe médico indicó que el deceso se produjo por un “paro cardiorrespiratorio producto de su inmersión en la represa”, según publicó Diario Norte.






Comentarios