Ocurrió en la localidad chaqueña de Basail. La esposa del sujeto denunció que éste la había amenazado con matar al menor si no volvía con él.


Una profunda conmoción ronda a la localidad chaqueña de Basail, ubicada a 63 kilómetros de Resistencia. Un hombre de 48 años se encerró en su casa con su hijo de 4 e hizo explotar un tubo de gas, provocando su muerte y la del menor. Según las fuentes, habría tomado la drástica decisión porque su ex esposa no quería volver con él.

El trágico hecho ocurrió este jueves por la madrugada, en el barrio 44 Viviendas. La madre del pequeño denunció que ayer, alrededor de las 17, su ex pareja pasó a buscar a su hijo y luego, en horas de la noche, la llamó en reiteradas ocasiones para exigirle que volviera con él o de lo contrario mataría al niño.

Efectivos de la Comisaría de Basail, en colaboración con la División Bomberos y el Cuerpo de Operaciones Especiales, se dirigieron al domicilio, donde encontraron al sujeto muy nervioso y amenazando con hacer explotar una garrafa.

A pesar de que los uniformados intentaron tranquilizarlo, a los pocos minutos se produjo una explosión de gran magnitud dentro de la casa, que quedó completamente destruida. En su interior, los agentes hallaron los dos cuerpos sin vida: el de Gustavo Leopoldo Bernal y el de su hijo de 4 años, según publicó Primera Línea.

En el lugar trabajaron la directora General de Seguridad Metropolitana, comisaria General Analía Verónica Ramírez; el director de Zona Metropolitana, comisario Mayor Rodolfo Silvestri; y el inspector de turno. A su vez, intervino la fiscalía en turno a cargo de Beatriz Irala, quien dispuso que los cuerpos sean trasladados al Instituto Médico de Ciencias Forenses para realizar las autopsias correspondientes.




Comentarios