El abogado de la familia explicó que esperan grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona y nuevas declaraciones de testigos que ayuden a esclarecer el hecho.


El abogado de la familia Ismael Ramírez, Marcelo Píccoli admitió que resolver el crimen “parece difícil, salvo que aparezca un testigo muy contundente. Pero la verdad es que esto está muy trabado”. Isamel fue asesinado cuando quedó en medio de un enfrentamiento entre la Policía y un grupo de personas que habría intentado saquear un supermercado de la zona.

Por su parte, el fiscal que lleva la causa, el fiscal Marcelo Soto reconoció que el caso “no tiene avance. No hay elementos que uno pueda decir ‘esto sirve’ o es contundente“. En cuanto a las últimas declaraciones en el día de ayer, el letrado dijo: “Declaró un policía que intervino en el operativo. Para las circunstancias, momentos y lugares hizo un aporte, pero en el tema de la autoría, nada. Hay muy poco avance en este momento“.

Un intento de saqueo en Chaco se saldó con una víctima fatal. (Foto: Diario Norte).

En el aspecto judicial todavía restan las declaraciones de “un señor de apellido Amarilla que es uno de los que filmó los videos que después se viralizaron. Sabemos que estuvo en el lugar. Vamos a ver si puede aportar algo”, explicó. También llamarán a una chica identificada como Regin que vive en la casa frente a donde Ismael murió.

Además, Píccoli informó que pidió las grabaciones de cámaras de seguridad de la zona, así como la solicitud de una recompensa para quien aporte datos o información que ayude a resolver el caso. “Creo que hay gente que tiene que saber perfectamente qué pasó en el lugar. Esa noche, tres o cuatro personas tienen que haber visto perfectamente qué pasó“, aseguró el abogado.

Un intento de saqueo en Chaco se saldó con una víctima fatal. (Foto: Diario Norte)

Para el representante de la familia Ramírez, “la gente no quiere hablar, tienen miedo o no se quieren meter. Eso dificulta el avance. Esa es mi convicción personal por la circunstancia del lugar”, sostuvo. El 3 de septiembre, Ismael fue a buscar a su madre en el barrio 713 junto a su hermano y su primo de 17 años. En la esquina del supermercado “Impulso” de la ciudad, un grupo de 50 personas habrían intentado saquear el lugar. En medio de enfrentamientos con la Policía comenzó una balacera, uno de los disparos pegó en el tórax de la víctima, falleció camino al hospital. Según publicó Día por Día.






Comentarios