Si bien la mayoría de los gremios acordaron, Conadu Histórica y Adiunne continúan protestando porque consideran que lo ofrecido sería insuficiente.


Para la rectora de la UNNE, Delfina Veiravé la firma del acuerdo salarial entre Nación y la mayoría de los gremios docentes universitarios trajo “alivio” a la situación de la universitaria. Además aclaró que el no dictado de clases fue acotado y concentrado a algunas unidades académicas ubicadas en Resistencia.

“Los rectores de las universidades nacionales hicimos muchas gestiones para dialogar con los funcionarios del Ministerio de Educación y pedimos y acompañamos el reclamo por mejorar la propuesta inicial”, aseguró en diálogo con Radio Sudamericana. Y en este mismo sentido, aseguró que “la propuesta en marzo no era mala, pero en agosto ese 15% no tenía sentido”.

Señaló que el acuerdo alcanzado “trae un poco de tranquilidad” porque se alcanzó en el marco de una mesa de diálogo. También resaltó que la dilación del conflicto perjudicó especialmente a algunas universidades donde la paralización de las actividades “fue muy fuerte”.

Se refirió, también, a la posibilidad de avanzar hacia una descentralización de la discusión paritaria docente. Aseguró que no se abordó, en ningún momento, esta alternativa durante las conversaciones mantenidas durante los últimos meses con los funcionarios nacionales. No obstante, adelantó su postura en contra, “es muy perjudicial porque trabajamos para integrar el sistema, articularlo y que se fragmente la política salarial que es algo muy sensible, sería muy negativo”.

Aunque la mayoría de los gremios decidió firmar el acuerdo, la Conadu Histórica resolvió rechazarlo y ratificó que continuarán con el plan de lucha. A nivel local, desde Adiunne expresaron que adherirán a las medidas de fuerza porque rechazan que la mejora salarial sea en sumas fijas, lo que consideran un retroceso en sus derechos laborales. Consideran que no forman parte del básico y un retroceso de “más de 13 años de lucha docente”.

Los estudiantes universitarios también seguirán con acciones concretas en defensa de la universidad pública y enfatizando especialmente al rechazo por el recorte presupuestario. Anunciaron que el martes a las 16:00 horas habrá una asamblea en la Facultad de Humanidades, que estuvo tomada por 48 horas la semana pasada, y evaluarán los pasos a seguir. Según publicó El Litoral.

Estudiantes independientes y docentes tomaron la facultad de humanidades de la UNNE.




Comentarios