El poco caudal podría afectar al servicio de potabilización del agua. Autoridades del APA recorrieron puntos clave.


El presidente de la APA, Daniel Pegoraro, recorrió la desembocadura del riacho Antequeras, el riacho Ancho y el Puerto de Barranqueras. El hidrómetro de la ciudad portuaria registra, este miércoles, 1,15 metro.

Tras el recorrido el funcionario manifestó que los pronósticos, tanto de Brasil como Argentina, no son alentadores. “Se actualizan por semana y hacemos un seguimiento exhaustivo de los mismos pero podemos adelantar que no habrá grandes cambios”, lamentó.

Agregó también que “las represas brasileñas están por debajo de sus niveles mínimos y sus embalses están trabajando al 10 o 15 % de su capacidad”.

La Administración Provincial del Agua realizó batimetrías que actualizarán en los próximos días para permitir ingresar una draga para mejorar las condiciones del riacho Barranqueras y cabe recordar que el último 18 de marzo se firmó un convenio con Brasil para acordar elevar los caudales de los ríos Iguazú y Paraná permitiendo un paso de agua adicional, acuerdo que se renovaría el 1 de mayo.

Por su parte, la cuenca del Paraguay se encuentra en una situación similar, el río Pilcomayo marca más de 2 metros por debajo de lo que debería registrar en esta época del año.




Comentarios