Ante el aislamiento obligatorio preventivo, el servicio bancario será de los pocos en mantenerse funcionando. De acuerdo con el Decreto 433/20, que amplía el Decreto 432 del Protocolo de Actuación, el Gobierno provincial estableció las medidas necesarias para organizar los servicios públicos y privados ante el aislamiento preventivo.

La atención al público general en los bancos será de 7.30 a 10.30, y para personas que se encuentran en grupos de riesgo, exclusivamente los primeros 60 minutos. Asimismo, se solicitó que, en la medida de lo posible, se realicen operaciones mediante canales electrónicos y aplicaciones móviles, es decir toda lo referido en el denominado “home banking” y aplicaciones móviles. De tal manera, en el primer horario de apertura, la atención será solamente para personas mayores de 60 años y aquellas que se encuentran, por si situación de salud, en grupos de riesgo.

Desde la declaración de emergencia sanitaria en la Provincia, hace una semana atrás, los bancos en Resistencia venían trabajando con dotación reducida de su personal y con regulación de ingresos a sus instalaciones. Ahora se han incorporado estos aspectos para dar cumplimiento a las disposiciones fijadas para evitar la propagación del COVID-19 en todo el territorio provincial, garantizando servicios mínimos e indispensables para toda la comunidad.