El niño de 4 años que recibió un trasplante de corazón luego de una larga espera en el Hospital Garrahan, está recuperándose rápidamente.


El menor había sido intervenido tras una fuerte campaña que realizaron sus padres para recaudar fondos y así solventar los gastos que conllevan el acompañamiento postquirúrgico. Luego de esto, quedó internado para el control habitual en el Hospital Garrahan.

Su papá, Mario Gómez, habló con mucha alegría del anticipo por parte de los médicos, quienes le indicaron que podrá pasar las fiestas con su familia en Villa Berthet. Para lo cual ya se encuentran realizando los trámites correspondientes al traslado del niño.

Gómez comentó que a su vez desde el municipio de Villa Berthet se han comprometido a realizar las refacciones y adecuaciones a la vivienda para que Dylan pueda encontrarse cómodo.

Si bien el permiso por parte de los médicos es transitorio, ya que debe realizar una rehabilitación que tal vez se prolongue por dos meses más, la familia se muestra con buenas expectativas respecto de la recuperación del niño que superó una cirugía de transplante con una actitud aguerrida.




Comentarios