Los operativos apuntaron a choferes a cargo de grupos estudiantiles en viaje de fin de curso.


Inspectores de la Dirección de Tránsito realizaron durante varias jornadas un dispositivo de control de micros y choferes de larga distancia, en las inmediaciones del Club Central Norte. Con el objetivo de cuidar la integridad física de los alumnos y de los propios conductores, se realizó un test de alcoholemia a los choferes y acompañantes.

Este operativo, se activó para seguridad de los viajes de egresados. Los primeros en pasar por esta instancia fueron las dos 2 unidades en la que se trasladaban 40 personas aproximadamente por vehículo, entre alumnos y padres de la E.E.P. N°2, con destino a Villa Carlos Paz. “Tuvimos buenos resultados y buena respuesta por parte del colegio, los docentes y los papás quienes estaban muy conformes”, expresó el encargado del operativo.




Comentarios