La conmovedora frase fue compartida por Mario Gómez, el papá del niño chaqueño que ayer recibió el trasplante que esperaba hace varias semanas.


Mario Gómez conmovió con palabras simples a todo el país. Usando sus redes sociales, en horas de la tarde de este lunes informó: «la cirugía terminó bien. Ya tiene su nuevo corazón latiendo en su cuerpo. Ahora hay que esperar la evolución que seguramente va a llevar mucho tiempo. Pero nuestros ruegos fueron oídos y desde hoy todo será distinto».

Es que luego de más de 5 meses de espera, Dylan Gómez y su familia recibieron la noticia de la aparición de un donante bien temprano este lunes. Por ello se dispuso que minutos antes del mediodía se iniciara la cirugía en el Hospital Italiano, de la ciudad de Buenos Aires, donde el niño de 4 años de edad estaba internado.

Dylan, oriundo de Villa Berthet, nació con una miocardiopatía hipertrófica que, de acuerdo con los especialistas, sólo podía solucionarse con un trasplante. Había ingresado el 1 de mayo en emergencia nacional y estaba primero en la lista de espera. Las semanas pasaban sin novedades porque fue muy difícil hallar un corazón compatible, ya que, por su edad, sólo podía recibir el órgano de una persona donante de hasta 40 kilos de peso.




Comentarios