Denuncian que, en los últimos dos meses, la inflación les quitó al menos un 30% de los recursos esperados ´para realizar su trabajo.


Durante su última reunión, la Comisión Directiva la Asociación de Consorcios Camineros del Chaco expresó su “profunda preocupación por la baja recaudación de recursos previsto en la Ley 666 K, que motiva la disminución de la transferencia de fondos por parte de la Dirección de Vialidad Provincial a los Consorcios, situación que complica el desenvolvimiento de las 102 entidades de las cinco Zonas viales. En los últimos dos meses hubo un desfasaje en moneda homogénea del 30% debido a la fuerte inflación”.

El presidente de la Asociación de Consorcios Camineros Raul Kloster luego de solicitar “compresión de la situación a los usuarios del camino”, puso especial énfasis en señalar que “el alto costo del combustible entre los meses de agosto y septiembre y el incremento de sueldo de nuestro personal, dificulta reconstruir o reparar los caminos, justo ahora que las condiciones climáticas están permitiendo que se realicen los trabajos. Pedimos a nuestras entidades que se proceda con cautela cuando se decida algún gasto para la reparación y conservación de la Red Terciaria porque los fondos no alcanzan. Hagamos solo justo y necesario para contribuir a la transitabilidad de los caminos”.

Los consorcios camineros del Chaco denuncian que, en los últimos dos meses, la inflación les quitó al menos un 30% de los recursos esperados ´para realizar su trabajo.

“Esta preocupación hemos transmitido a las autoridades de la Dirección de Vialidad Provincial, a los efectos que encontremos una salida a esta crisis económica – financiera. La semana que viene solicitaremos una reunión con la ATP para saber a ciencia cierta cuál será la perspectiva de recaudación y transferencia para los meses de octubre, noviembre y diciembre”.

“Consideramos que el Sistema de Consorcios Camineros del Chaco no debe estancarse en sus labores porque de cada Consorcio depende la comunicación vial entre los Parajes y los Pueblos que son beneficiados por el buen estado de 28.000 kilómetros de caminos terciarios. Alguna salida debemos encontrar en forma conjunta con la DVP porque además de esta situación de no poder encarar el ciento por ciento con la tarea que nos toca, debemos hacer frente económicamente al pago del subsidio al personal de los $5.000 dispuesto a nivel nacional y del aumento de sueldo del 23% en agosto, más el 3% previsto para el mes de octubre. A esto debemos sumarle el gasto que genera cada Asamblea de los Consorcios”, concluyó Raul Kloster.




Comentarios