El único sistema que da certidumbre es el de boletas impresas, aseguró el jefe comunal mientras se dirime en la Justicia si prospera o no el voto electrónico.


El intendente de Resistencia Jorge Capitanich aseguró este sábado que, de cara a la elección municipal del próximo 10 de noviembre, “el único sistema que da certidumbre es de la impresión de las boletas”. El intendente de la capital chaqueña pidió además “que no se tome una medida que después no se puede implementar administrativamente”.

Abordado por un grupo de periodistas, Capitanich aseguró que la realización de una elección con voto electrónico implica una erogación extra de entre 90 y 100 millones de pesos dependiendo del tipo de cambio al momento de la contratación del servicio. Además aseguró que existe la posibilidad de que ante la incertidumbre de poder cobrar el servicio, existe la posibilidad de que los oferentes no quieran presentarse a la licitación. “Si esto sucede, no vamos a tener elecciones” se planteó el jefe comunal.

Mencionó que las dificultades económicas no las generó el municipio o la provincia, “las generó el gobierno nacional con su pésima gestión desde el punto de vista económico”. Ante esto aseguró que la Justicia debe actuar con un criterio de prudencia atendiendo esta realidad económica en un contexto de alta volatilidad.




Comentarios