"Esta cinta asfáltica es una solución para muchos barrios de la ciudad", afirmó.


El intendente Jorge Capitanich habilitó este domingo, en la esquina de Basail y Mburucuyá, las obras que incluyen el pavimento asfáltico de 1100 metros (4400 metros cuadrados totales) de calles y 1100 metros de mejoramiento hidráulico de desagües, limpieza de cunetas y zanjas con la colocación de 275 tubos de hormigón armado.

En el inicio mismo de las celebraciones, el jefe comunal entregó trofeos a los equipos que participaron de un campeonato de fútbol infantil que se hizo durante la tarde en el marco de los festejos por la inauguración.

“Acá es muy importante todo lo que se hizo. Estamos probando una nueva tecnología para barrios donde no existe circulación de transporte pesado y si los vecinos están de acuerdo seguiremos trabajando. Villa Río Negro es un barrio legendario de la ciudad y requería un intervención de esta naturaleza”, dijo Capitanich al recordar que los vecinos esperaron por más de 40 años estas obras.

Así cerró: “Esta cinta asfáltica es una solución para muchos barrios de la ciudad. Y fue muy bueno para Villa Río Negro en 11 cuadras. Este Parque Lineal también fue una obra largamente anhelada por la comunidad y también pudimos hacerlo, porque es un lugar de encuentro”.

“Sin recursos de ninguna naturaleza ni otras fuentes de financiamiento, administrando nuestros recursos propios, logramos mucho más que en 32 años. Aumentamos el promedio a 187,5 cuadras por año, cuando antes era de 22”, concluyó Capitanich.

A su turno, Diego Arévalo dijo: “Pensamos cómo podíamos llevar la infraestructura de gran parte de la ciudad a los barrios. Primero, acá recuperamos este espacio público (Parque Lineal) que estaba abandonado, con una motivación y trabajo muy fuerte de los vecinos. Esto que pudimos lograr es iluminación, juegos y cancha de fútbol recuperada”.



Comentarios