"Con una inversión de 42 millones de pesos, se logró una intervención histórica para la ciudad", afirmó Jorge Capitanich.


Tras casi un cuarto de siglo sin intervención en el lugar, el intendente Jorge Capitanich, en una jornada con gran acompañamiento de vecinos inauguró las obras de refacción y remodelación integral de la Estación Terminal de Ómnibus de Resistencia (ETOR), para mejorar en la prestación de los servicios que se brindan en ella.

Obra emblemática: luego de 24 años sin intervenciones, Capitanich inauguró la nueva Terminal de ómnibus. (Web).

“Luego de 24 años, y con una inversión de 42 millones de pesos, se logró una intervención histórica para la ciudad. El trabajo abarcó la remodelación integral con el fin de optimizar el uso y mejora los servicios, sumando tecnología, Wi-Fi y mayores beneficios y comodidades para todos, con grandes intervenciones en diferentes aspectos y zonas”, señaló el jefe comunal.

Obra emblemática: luego de 24 años sin intervenciones, Capitanich inauguró la nueva Terminal de ómnibus. (Web).

La remodelación se llevó a cabo mediante la Ordenanza 12.079 sancionada a finales de 2016 que permitió un nuevo acuerdo con la empresa concesionaria ETOR SA, en pos de avanzar sobre una obra que resultaba necesaria y urgente, ya que desde su habilitación en 1993 llevaba 24 años sin intervención.

Entre los trabajos se destaca la nueva plaza exterior de ingreso con nuevo paisaje para uso como espacio público recreativo mediante solados antideslizantes, rampas, mobiliario urbano, iluminación, señalética, accesibilidad, vegetación.

Así mismo fue importante el trabajo en la zona de acceso de pre-embarque con un amplio espacio de acceso principal donde confluyen actividades de tránsito peatonal, espera, locales institucionales, locales comerciales, sectores de informes y guardia, vidriado perimetral en doble altura, cielorrasos suspendidos, mobiliario tipo bancos de espera, cartelería digital informativa, iluminación, puertas de ingreso y egreso corredizas automatizadas anti pánico con los respectivos mecanismos de desactivación en caso de emergencia.

También se sumó tecnología y modernización general en la zona de embarque (mecanismos de control, puertas vidriadas corredizas automatizadas anti pánico, cartelería digital informativa, iluminación, entre otros) y el sector de boleterías (donde se optimizó la circulación y se agregaron boxes). Se trabajó en un sector de plaza de comidas exclusivo para el uso gastronómico comercial, con moderna tecnología y nuevas edificaciones. Además se mejoró los sectores y locales de encomiendas y paquetería; y se realizaron mejoras integrales a los núcleos sanitarios; al tiempo que se mejoró la accesibilidad.

Por último, es importante la remodelación en áreas de estacionamiento y dársenas de ascenso y descenso de pasajeros. En este caso, se definieron áreas para para visitantes y pasajeros, trabajadores permanentes, radiotaxis y remises, y para motocicletas. Asimismo, se incorpora un sector de dársenas destinado exclusivamente para estacionamiento transitorio para el ascenso y descensos de pasajeros de forma segura. Respecto a taxis y remises se definió una salida lateral específica y sector de espera para este tipo de transporte.




Comentarios