Se produjeron en la madrugada de hoy, en inmediaciones al domicilio de la pequeña.


El conmocionante caso de la niña de 9 años, secuestrada y salvajemente golpeada que apareciera en un basural de la calle Mac Lean al 4300 el día domingo, produjo las primeras detenciones el día de hoy, además de la de los padres que están aprehendidos desde el lunes por “ocultar información”.

La niña fue encontrada en un basural de la calle Mac Lean al 4300.

El Jefe de la Policía del Chaco Fernando Romero en diálogo con radio Facundo Quiroga declaró que la policía solo cumplió las órdenes de la fiscalía, es decir que la fuerza no maneja los pormenores de la investigación. Aunque reconoció que están imputados por haber tenido participación “primaria” en el hecho.

La crónica policial indica que alrededor de las 5hs de la mañana se realizaron allanamientos por pedido de la Fiscalía Nº 1, a cargo de la Dra. Ingrid Wenner, previa investigación basada en declaraciones testimoniales y tareas de inteligencia.

El resultado de dichos procedimientos en el que participaron diferentes cuerpos policiales fue la detención de dos hombres, uno identificado como A.H.R, de 32 años y R.R.S, de 53 años, quienes de acuerdo a la fiscalía “son detenidos por sospechas fundadas en la participación del hecho investigado”.

Algunos de los elementos secuestrados en los allanamientos realizados.

También se produjo el secuestro de varias prendas de vestir, entre las que se especificaron camperas; pantalones de jeans, una mochila color azul, con detalles claros, dos pares zapatillas marca Nike, color negro, un casco color negro y celulares de diferentes marcas y modelos.

Desde la policía dijeron que aún no se ha podido encontrar la motocicleta de color bordó que se puede apreciar en las imágenes del video en calle La Paz en Villa Don Alberto.

una cámara de seguridad capta el momento en que la niña es secuestrada.

Cabe destacar que la familia de la menor A. A. sufrió un atentado a su domicilio hace aproximadamente dos años. La agresión que incluyó disparos de armas de fuego contra la casa, tiene su inicio en un supuesto “manoseo” que habría perpetrado uno de los hermanos de Abril (menor de edad con una discapacidad) a otro, un niño de 3 años.

El padre de la pequeña declaró ante la fiscal del caso reconociendo que producto de esta acusación que pesa sobre su hijo, tuvieron un severo problema con la familia del niño presuntamente abusado.





Comentarios