El Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (Imcif), entregó su informe y confirmó el diagnóstico de la primera autopsia.  


En la jornada de ayer se entregó formalmente el informe de las pericias encomendadas al Poder Judicial, el cual confirmó que la pequeña encontrada sin vida en un pozo ciego, luego de haber permanecido desaparecida por varias horas de su hogar, fue abusada sexualmente.

De esta manera se confirmó el dictamen emitido en primera instancia por el forense Jorge Villaverde, quien había advertido sobre esta situación en su informe tras la autopsia practicada horas después del deceso.

A lo que declaró el profesional, se le agregó que no solo había abusos crónicos, sino que “la microscopía confirmó que había lesiones recientes”. Lo que genera un escenario totalmente diferente con respecto a los padres de la menor.

Quitilipi está a 145 kilómetros de Resistencia.

Recordemos que Sofía Quintana había desaparecido de su vivienda familiar los primeros días del mes de junio, su madre hizo una denuncia policial y horas después fue encontrada muerta en un pozo ciego de una casa lindante.

Primero fue llevada al hospital local y luego trasladada hasta el hospital 4 de Junio de Presidencia Roque Sáenz Peña donde se intentó una reanimación, pero ya había fallecido. El caso fue calificado como de “muerte dudosa”.

El forense le practicó la correspondiente autopsia y detectó que la muerte fue debido a “asfixia por sumersión” y además advirtió que “tenía evidencias de haber sido sometida a abuso sexual crónico”.

Ante esta situación el fiscal Soto dijo que los padres de la menor volverán a declarar y aunque no hay indicios de posibles responsables, tras conocerse los últimos resultados del IMCIF, “Eventualmente podría llegar a caberles alguna responsabilidad por posible encubrimiento”.






Comentarios