El Municipio de Resistencia continuó anoche con los controles de locales nocturnos, como también controles de transito en todo el distrito.


En esta ocasión, clausuraron un local de comidas que funcionaba como salón de fiestas y un bar sin habilitación municipal. Se trata de una pizzería ubicada en avenida Laprida 146; sus dueños se encontraban incumpliendo con el rubro correspondiente. El segundo comercio, un bar ubicado en Ayacucho 180, fue cerrado también por no tener habilitación municipal correspondiente.

Noche de clausuras y refuerzo de controles viales (Diario Chaco).

Por otro lado, este domingo a la madrugada, por intermedio de una denuncia por ruidos molestos, personal de Control Acústico Ambiental se acercó hasta French 57, donde pudo comprobarse que se trataba de un pub con un alto volumen de música, por lo que se confeccionó una multa por trascendencia de sonido.

Noche de clausuras y refuerzo de controles viales (Diario Chaco).

Posteriormente, Inspectores de Tránsito, junto a la Guardia Comunitaria y la Policía Caminera, realizaron un amplio recorrido en zona de boliches –microcentro- y lugares de esparcimiento, evitando que jóvenes realicen maniobras peligrosas. Además, los agentes verificaron que los automovilistas no estacionen en lugares prohibidos, obstruyendo rampas para discapacitados o garajes.

Los trabajos abarcaron un mayor control y fiscalización en el ordenamiento del tránsito, así como en locales comerciales respecto al expendio de bebidas alcohólicas, ruidos molestos; y los horarios de cierre de los locales bailables y habilitaciones comerciales.




Comentarios