La Policía Caminera se movilizó a puntos claves de las ciudades para hacer efectivo el control del tráfico vehícular.


De manera organizada, los municipios de Resistencia y Barranqueras llevaron adelante este fin de semana controles de alcoholemia, casco y documentación, desde avenidas 9 de Julio y España. Los exámenes de alcoholemia fueron realizados por personal de la Policía Caminera y de la Policía Municipal de Resistencia, integrado por inspectores de tránsito y agentes de la guardia comunitaria. Por su parte, inspectores de Barranqueras junto a la Guardia Urbana mantuvieron un estricto control de documentación y elementos de seguridad.

Policía Caminera realizando controles a conductores (Web).

Un total de ocho autos y 16 motos fueron removidas al corralón de Resistencia; mientras que otras 25 motos terminaron en el depósito de la ciudad portuaria. Este sistema permite la administración eficaz de recursos humanos y materiales, aportando mayor seguridad en la vía pública, incentivando el cumplimiento de las normas del tránsito. Sumado a la efectiva colocación de multas, se refuerza este objetivo.

Policía Caminera realizando controles a conductores (Web).

Desde Secretaría de Gobierno y la Subsecretaría de Transporte del municipio de Resistencia indicaron que la importancia de estos controles radica en la prohibición del alcohol al volante, la concientización del uso del casco, la colocación del cinturón de seguridad, la no utilización de celulares mientras se maneja y no trasladarse más de dos personas en moto, como así también el estacionamiento de vehículos en garaje y mano izquierda, lo que complica la transitabilidad en zona céntrica. 



Comentarios