El gobernador Peppo se reunió con intendente de las localidades afectadas. Durante el encuentro marcaron la necesidad de que se aprueben los créditos para obras.


El gobernador del Chaco, Domingo Peppo encabezó este lunes una reunión del gabinete de emergencia, la cual se realizó en la localidad de San Bernardo, y en la que estuvieron presentes intendentes del sudoeste provincial, en la cual se decidió conformar una mesa técnica donde se canalicen las urgencias de la emergencia hídrica.

Peppo explicó que se acordó reforzar las medidas de asistencia humanitaria para dar respuesta a las familias afectadas. “Tenemos distintas situaciones en cada región y por ello es necesario reforzar el trabajo ordenado con los municipios y organismos públicos”, expresó el gobernador.

De la reunión participaron los jefes comunales de San Bernardo, Miguel Sotelo; de Enrique Urien, Liliana Pascua; de Samuhú, Patricia Lezcano; de La Tigra, Alba Sánchez; de Santa Sylvina, Susana Maggio; de Du Graty, Carlos Polini y de La Clotilde, Víctor Gasko.

“Los equipos de los organismos provinciales y los municipios comenzarán a trabajar para que en un plazo no mayor a 15 días podamos tener todas las prioridades en materia de defensa, desagües, bombas y otras instalaciones complementarias; y así comenzar a trabajar en la búsqueda de financiamiento”, explicó.

Aprovechó además para criticar el accionar de los diputados de Cambiemos quienes no probaron el crédito solicitado para realizar obra que permitan atender la emergencia hídrica. “Todos los intendentes piden esas obras que están con proyecto ejecutivo y a la espera de la aprobación del crédito en la Cámara de Diputados”, recordó el gobernador.

Peppo aseguró que se estiman sumas millonarias para recuperar tanto la producción como la red vial y la infraestructura energética. “Tenemos 50 millones de dólares a disposición de Chaco para hacer obras, que estamos a punto de perder”, alertó.






Comentarios