El gobernador Domingo Peppo encabezó el acto de apertura.


Una planta de producción de energía renovable comenzó a construirse en Puerto Tirol, Chaco, la que con desechos de madera podrá generar hasta 6,6 megavatios.

El gobernador Domingo Peppo participó del inicio de la obra de la empresa de energía renovable Seismega, que pertenece a la taninera Unitan, que podrá abastecer su demanda y colocar el excedente en el mercado eléctrico.

La generación de bioenergía a partir del desecho de maderas en la producción de tanino permitirá mejorar el aprovechamiento de la materia prima y por medio de una central térmica que demandará la inversión de 15 millones de dólares.

Domingo Peppo, gobernador de Chaco.

“Se apunta a un verdadero cambio en la matriz energética y es un desafío muy grande de la empresa que asume este desafío”, dijo Peppo y sostuvo que “es un emprendimiento histórico”.

En ese sentido afirmó que “hace algunos años era una utopía que acá se podría producir energía de esta magnitud, cantidad y calidad” dijo también tiene “un valor ambiental muy fuerte debido a que es en un proceso renovable“.

Además marcó “la importancia de esta inversión para alcanzar la autonomía energética y la generación de empleo no sólo en la etapa de obra, sino en la forestación, reforestación y producción”.

Según Peppo el proceso de este emprendimiento “cierra un ciclo ambiental, algo con lo que el Chaco está comprometido a partir de utilizar la normativa legal para frenar el desmonte”.






Comentarios