Se trata de las que se encuentran en el sudoeste. Peppo volvió a remercar la necesidad de aprobar el crédito para obras.


El gobierno del Chaco girará un millón de pesos a cada localidad del sudoeste provincial afectada por las inundaciones a fin de atender las urgencias ocasionadas por el fenómeno climático.

El gobernador Domingo Peppo, quien dispuso esta medida, recorrió las localidades de Samuhú, Enrique Urien y Villa Ángela para constatar el estado de las rutas y zonas rurales.

Tras la recorrida ordenó que se envién dos retroexcavadora a Villa Ángela para reforzar la defensa de la localidad. “Es una situación penosa ver la cantidad de agua que hay, por eso debemos dejar de lado diferencias y acompañar a todos los que han perdido sus cosas producto de las inundaciones”, dijo.

Peppo explicó que dispuso esto a fin de trabajar en toda esa zona “para generar mejores condiciones para que el agua se escurra”. Agregó además que se trabaja con todos los municipios en la ayuda de sus habitantes y con la compañía del Ejército para llevar mercadería e insumos.

Detallló además que debido a que todavía no se depositaron los fondos desde Nación, la provincia va a adelantar el envío de dinero para ayudar a las localidades afectadas.

Peppo manifesto la necesidad de la aprobación de créditos para la ejecución de obras que permitan paliar la emergencia hídrica. “Tenemos que juntarnos, dejar de lado las diferencias y ayudar a la gente que perdió todo, hay que pensar en grande, no en las individualidades”, dijo. 






Comentarios