La provincia continúa trabajando con Defensa Civil y el Ejército para asistir a los afectados.


Las nuevas lluvias del fin de semana complicaron la situación de las localidades del interior donde el agua de la zona sigue llegando hacia los bajos submeridionales y centenares de personas siguen con los hogares anegadas y siendo evacuadas. El director de Defensa Civil de la provincia, Oscar Ferri confirmó que hasta ayer registraban 391 personas evacuadas en toda la provincia.

“Hasta ayer teníamos un registro 391 evacuados en toda la provincia pero el número se va modificando. Porque, en algunos puntos, las familias dejan los centros de evacuados y van a casas de familiares y en otros lugares se sigue evacuando a personas de la zona rural”, detalló Ferri respecto del registro.

Las inundaciones taparon barrios enteros en el interior del Chaco. (Foto: Diario Chaco)

Mientras recorría la zona de Samuhú, uno de los puntos más afectados en el interior, el titular de Defensa Civil comentó que realizan la evaluación en terreno de la situación de esa localidad y adelantó que luego continuarán hacia Enrique Urien.

“En Samuhú hay un barrio de 10 viviendas afectado, donde las familias no salen de sus viviendas pero sólo hay cuatro evacuadas”, explicó el funcionario de Defensa Civil. Además añadió que “en otra zona baja, las familias se autoevacuaron a casas de familiares. Por el momento hay solo dos familias evacuadas”.

En cuanto a la zona de Enrique Urien sostuvo que sigue “rodeada de agua, un montón de caminos vecinales están en mal estado y cubiertos de agua. Hasta ayer eran 11 familias evacuadas y ahora evacuaron a gente de alrededores de los campos”.

“Se está trabajando muy intensamente junto con el Ejército, la provincia y los municipios para paliar la crisis de la Emergencia Hídrica”, sostuvo Ferri. Por otra parte, se lamentó que “es un panorama bastante complejo teniendo en cuenta que está pronosticado más lluvia”.

Defensa Civil registró 391 evacuados. (Foto: Diario Chaco)

Consultado sobre otras zonas anegadas, señaló que “San Bernardo tiene mucha agua en el lote 6 y están trabajando las bombas, pero se junta mucha agua que llega de los campos. Y una zona baja de Villa Ángela que tiene problemas de anegamientos”.

Sobre el estado de las vías de tránsito, sostuvo que los afectados son “más que nada los caminos vecinales. De Samuhú a Enrique Urien comienzan los caminos feos, en toda la parte rural únicamente se puede ingresar con tractores”.

“Es agua que está en la zona y busca con el tiempo los bajos submeridionales, que va saliendo de los campos”, indicó respecto de la situación en el interior y reiteró que “es muy complejo el panorama”. Según publicó Diario Chaco.






Comentarios