Manifestantes se acercaron al domicilio del Intendente de Esquel para exigirle que interceda en la crisis provincial.


En un contexto de movilización en Esquel y en toda la provincia, el Intendente fue increpado en su casa. Fue luego de la muerte de dos docentes cuando viajaban de Rawson a Comodoro Rivadavia luego de participar de una marcha en la capital provincial.

Manifestantes se acercaron a la casa del Intendente y le pidieron “que haga su trabajo” e interceda en la crisis provincial. Además, lo criticaron por su cercanía al gobierno de Mauricio Macri.

El tenso cruce dejó repercusiones en el ceno familiar del intendente de Cambiemos ya que su hija de 12 años, sufrió una pequeña crisis y sus hijos mayores tuvieron un intercambio de palabras. Por otra parte Sergio Ongarato manifestó que a pesar de que no tiene nada que ver con la provincia, siempre da la cara.




Comentarios