La jefa comunal afirmó que los ediles habrían buscando removerla del cargo aprovenchando la crisis financiera actual.


La intendenta de Rawson, Rossana Artero consideró que desde el Concejo Deliberante de Rawson venían planeando su suspensión, ya que desde que se inició el conflicto los ediles no hicieron lugar a ningún proyecto enviado para superar la crisis financiera. Según contó luego de removerla del cargo, los ediles aprobaron de forma unánime las medidas que cuestionaban.

“Es una sensación angustiante porque deja al descubierto que mi suspensión ya se venía planificando desde hace al menos dos meses”, aseguró. La jefa comunal afirmó que habían enviado planes que apuntaban “a la venta de tierras hace un tiempo atrás, como así también la unificación de cuentas municipales en el marco de la emergencia económica”. En la jornada de ayer el Concejo sesionó de urgencia y aprobaron por unanimidad ambas medidas.

Artero consideró que “acá hay una actitud de mucha saña y maldad donde quien resultó mayormente perjudicada fue la ciudad de Rawson y los trabajadores municipales”. Por otra parte, remarcó que “las herramientas que el Concejo le brinda hoy a la intendenta interina, son las mismas que yo he venido solicitando insistentemente desde hace más de un mes”.

Asimismo la mandataria manifestó que “lo que me duele es que en esta puja se haya perjudicado tanto a toda la ciudad de Rawson que estuvo parada por un mes, con la basura sin recolectar, las cajas municipales cerradas y todos los trabajadores sin cobrar su salario, cuando lo que en realidad buscaban era mi suspensión, porque sino cómo se explica que nunca hayan acompañado ninguna de las medidas que presentábamos, y un día después de suspenderme se apruebe todo por unanimidad”.

De acuerdo con Artero, los ediles “siempre que sesionaban lo hacían únicamente para pedir explicaciones, para suspender algún funcionario, evaluar juicios políticos, pero el tratamiento de las posibles salidas a la crisis nunca fue tema de sesión”.

La mandataria municipal realizó una autocrítica de su gestión y dijo que “se llegó a esta situación porque desde la Secretaría de Hacienda se hizo una mala proyección y faltó previsibilidad a la hora de otorgar los aumentos que quizás fueron excesivos y sumado al medio aguinaldo de junio provocaron un desfasaje en las cuentas”.

En este aspecto, también apuntó contra Esteban Castán, quien era su secretario en Hacienda “deberá brindar también las explicaciones correspondientes una vez que se reincorpore a sus funciones, porque él era quien manejaba los ingresos y decidía como invertirlos. Yo realmente confiaba en él, porque es un empleado de carrera que hace muchos años que venía trabajando en el municipio”.

Respecto de su licencia negada, Artero informó que sus asesores legales van a objetar la negación por parte del cuerpo de ediles, ya que “la situación es compleja. Mi esposo tiene una enfermedad crónica de mieloma múltiple con diálisis, que trae aparejado otros problemas de salud. Esto hace que viajemos periódicamente a la ciudad de Buenos Aires donde lleva adelante su tratamiento”. Según publicó El Chubut.





Comentarios