La jefa comunal aseguró que sería necesario la venta de terrenos de Playa Unión y el reclamo de una deuda con el Banco del Chubut para pagar a los municipales.


La intendenta de Rawson, Rossana Artero repudió las agresiones que sufrieron ayer tanto ella como parte de su gabinete, y responsabilizó a un “grupo de violentos” de no permitir avanzar en la búsqueda de soluciones. Además explicó que es necesario contar con el compromiso del Concejo Deliberante para poder hacerse del dinero que permita regularizar la situación económica del municipio.

Artero consideró que “me preocupa mucho, que en esta situación difícil que estamos viviendo el municipio esté de rehén de un grupito de diez violentos, que no permiten avanzar en la búsqueda de soluciones, y que agreden permanentemente, no sólo a los funcionarios que no se nos permite ingresar ni al Municipio ni al Corralón, sino también a sus propios compañeros, que algunos están trabajando para sostener las cajas abiertas y ayudar en la recaudación para paliar la situación”.

Respecto de la situación de la basura en la ciudad, y en el marco de la emergencia ambiental sanitaria, la mandataria contó que “se hizo una presentación ante la Justicia para que se pueda abrir el corralón y que los camiones recolectores puedan comenzar a trabajar, porque hace cuatro semanas que no funciona este servicio y esto pone a toda la ciudadanía en riesgo”.

Por otra parte, la jefa comunal aseguró que responsabilizará a Jorge Siden ya que “tiene la llave del candado del portón de Obras Públicas y ha declarado públicamente que no va a dejar salir a los camiones para que se pueda restablecer este servicio”. Por esto motivo indicó la intendenta que deberán acudir a la Justicia, según Artero, 40.000 personas quedarían expuestas a focos contaminantes de gran impacto ambiental por “los caprichos de un violento que no puede ver más allá de sus propios intereses”.

Respecto a situación económica que atraviesa la ciudad, Artero consideró que “es necesario dos alternativas viables para poder salir adelante, una de ellas es la venta de tierras, que nos permitiría garantizar una masa salarial, regularizar el tema de los haberes y empezar a cumplir en tiempo y forma los sueldos hasta fin de año”.

Para lograr esta situación sería necesario que el Concejo apruebe el proyecto de venta de tierras de dos manzanas en Playa Unión, ubicado detrás de Seros. Su valor está estipulado entre 50 y 80 millones de pesos. La intendenta informó que se estaría avanzando en “tratativas con el Banco del Chubut para poder llegar a un acuerdo sobre el cobro de los impuestos que nos adeudan de la chacra N°8”.





Comentarios