La Fiscalía de Trelew salió a responder este miércoles, según Diario Jornada, las críticas efectuadas por el ministro coordinador Federico Massoni, tras haber recapturado a Severo Torres, un narco que tenía 20 causas en su contra y, sin embargo, estaba en libertad.

El Ministerio Público Fiscal, mediante un comunicado público, esgrimió: ''Severo Torres está involucrado (...) por un hecho de robo sucedido el 15 de junio de este año por el que se dictó el arresto domiciliario. Ello, debido a que más allá de la prisión preventiva (...) la defensora Romina Rowlands invocó un informe (...) donde hacen saber que al día 10 de junio sólo habían dos lugares para alojar detenidos, escrito que además refería a la sobrepoblación carcelaria pidiendo su arresto domiciliario (...)''.

Detención de Severo Torres (Foto: Diario Jornada).

''(...) La jueza María Tolomei (...) se comunicó con el comisario Sosa, de Políticas Penitenciarias de la provincia, y éste le informó que sólo se podría contar como lugar de alojamiento la Sala de Abogados de la Alcaidía, siendo el único existente por el momento. Es por ello que la magistrada (...), al no contarse con lugar adecuado es que resolvió el correspondiente arresto domiciliario'', detalló el documento.

Finalmente, insistió: ''Al momento de ser detenido se encontraba cumpliendo arresto domiciliario, a partir de la falta de espacios en los centros de detención en relación a lo informado por las autoridades provinciales correspondientes, y también estaría en libertad condicional, por lo que la doctora Tolomei dio intervención al juez de ejecución para que sea revisada''.